DIEZ AÑOS SE CUMPLIERON DEL ENIGMÁTICO CASO DE LA DESAPARICIÓN DE MARIELA BARRA DÍAZ

Diez años se cumplieron del enigmático caso de la desaparición de Mariela barra Díaz, del sector la vara en puerto montt. la investigación duerme en la fiscalía, sin ningún avance ni responsables, y hay un niño de 11 años que aún espera a su mamá.

Era la tarde del 23 de julio del año 2011, cuando la vecina del sector la Vara en la ciudad de Puerto Montt, Mariela Barra Díaz, de 42 años, fue vista por última vez en un camino vecinal de ese sector, a bordo de un carretón de propiedad de Milton Hernández, apodado el ‘’Pitufo’’ residente del mismo lugar, hoy después de 10 años de ocurrido este enigmático caso de su desaparición, la investigación duerme en el Ministerio Público, sin avances ni responsables, pese a las contundentes pruebas que existen y que fueron realizadas por peritos especializados en criminología, entre los que se cuentan, la perito criminalístico forense, doctora Vivian Bustos, y peritos extranjeros del FBI, quienes todos concuerdan y detallan en que Mariela Barra Díaz, fue asesinada.

Este 23 de julio 2021, a diez años de su extravío, el esposo de Mariela Barra, Bernardo Betancourt, dice tener más esperanza en la justicia divina, que en la investigación de la Fiscalía.

Bernardo Betancourt, cuenta lo difícil que ha sido para ellos como familia y sus hijos vivir este dramático episodio, sobre todo porque cuando desapareció su esposa Mariela Barra en 2011, había un niño que tenía un año de edad, quien hoy ya cumplió 11 años y aún espera por su mamá.

El hombre, esposo de Mariela Barra, junto con señalar el abandono que han tenido por parte de la Fiscalía, agradece a los medios de comunicación, que hasta ahora continúan informando de este caso, y que, gracias a estas notas, la desaparición de su esposa aun no queda en el olvido.

Cabe señalar, que en la desaparición de la mujer el año 2011, existía un testigo clave, y que estaba en calidad de testigo protegido, quien apuntaba como responsable al propietario del carretón, Milton Hernández, testigo que en los últimos años se le perdió su rastro, investigación que nunca más prosperó por parte de la Fiscalía, y que hoy a 10 años de este suceso, tiene a una familia que vive dentro de la incertidumbre y tristeza por saber la verdad que pasó con la mujer, y un niño que clama y espera ver a su madre.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print