En espera de un informe pericial desde el extranjero y a petición de la defensa, Tribunal accedió a postergar la audiencia de preparación de juicio oral en el “Caso Sophie”, en el que la Fiscalía está solicitando la pena de presidio perpetuo calificado contra el padre de la niña. Como Fiscalía “nosotros estamos preparados. Con las pruebas que tenemos podemos probar la imputación de lo que estamos acusando”, señaló Fiscal Ana María Agüero.

 

Hasta el próximo 17 de julio, a las 08.30 horas, fue postergada la audiencia de preparación de juicio oral en el “Caso Sophie”, en el que la Fiscalía Local de Puerto Montt está solicitando la imposición de la pena máxima, esto es presidio perpetuo calificado, en contra de Francisco Ríos Ríos, a quien se acusa de ser autor del delito de parricidio y de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar. Esta mañana se debió llevar adelante la audiencia de preparación, sin embargo, la defensa del imputado solicitó más plazo en espera del informe de un peritaje que se realizó en el extranjero y que aún no se ha recepcionado, lo que fue acogido por la jueza de Garantía, Mónica Sierpe.

 

Ana María Agüero Velásquez, la fiscal que dirigió la investigación de este caso y que ahora lleva adelante la persecución penal, indicó que el aplazamiento “fue una petición de la defensa, que si bien la Fiscalía expresó que nosotros podíamos preparar la audiencia el día de hoy, no nos oponíamos a la opinión de la defensa en el entendido que necesitan también tener sus pruebas para poder aportarlas”. Añadió la persecutora que como Fiscalía “nosotros estamos preparados. Con las pruebas que tenemos podemos probar la imputación de lo que estamos acusando”.

 

De acuerdo a la acusación fiscal, entre el 21 y 25 de enero de 2018, el acusado agredió de forma reiterada a su hija biológica de sólo un año y 11 meses de vida “con absoluto desprecio del respeto que por la edad de la víctima ésta merecía” y de quien “le constaba su edad, situación de indefensión y vulnerabilidad física con respecto a sí mismo”. El 25 de enero pasado el mediodía, Ríos Ríos se encerró con su hija en el baño de la vivienda ubicada en el sector Alerce de Puerto Montt, y  -conforme se afirma en el escrito- “la sacudió violentamente”, provocándole una serie de lesiones quedando la niña con compromiso de conciencia, para más tarde agredirla en el abdomen, falleciendo la lactante a los pocos minutos.

 

Para la Fiscalía estos hechos constituyen el delito de parricidio, concurriendo las circunstancias agravantes de alevosía y de ejecución del hecho con ofensa o desprecio del respeto que por la edad merece la ofendida”, por lo que solicita se imponga la pena de presidio perpetuo calificado. Además está solicitando la condena de Ríos Ríos como autor de lesiones menos graves en contexto de violencia intrafamiliar, en el que la víctima es la madre de la niña, y que por este delito se le impongan 540 días de presidio.

 

Durante la audiencia de esta mañana se decretó el abono de la querella presentada en este caso por parte de la Intendencia Regional de Los Lagos.