Ver video

Así muy tranquilo este pescador salvó el día, llegó a las 6 de la mañana, lanzó la red en la costanera en Puerto Montt y empezó a pescar y vender salmones. A 2.500 pesos el kilo lo ofreció y se lo compraron todo. De a poco la gente se animó y bajó a hacer el negocio del año justo al frente del mall.

El problema era cómo llevarse este espécimen de más de 5 kilos a sólo 10 mil pesos. Precio que nunca más verían sus ojos. Por eso había que llevarse de a dos, pese a la recomendación de la autoridad sanitaria, que dice que estos salmones tienen antibióticos. Daño que podría ocurrir ya que no cumplen con la trazabilidad e inocuidad.

Tal fue la fiebre del salmón que más gente había en la caleta, que en las propias pescaderías. Incluso de otras regiones llegaron a comprar salmones a mil pesos el kilo… De Calbuco, Huar, Isla Maillen venian las lanchas con el pescado que se fugó de la empresa Marine Harvest.