Y así fue, el jefe comunal tomó al toro por las astas en Puerto Varas. Nadie se puede bañar en la playa. Una medida que ha muchos no les gustó para nada, pese que por años la prohibición a estado vigente. Entre Plaza Los Héroes hasta la Puntilla existe riesgo sanitario por contaminación de aguas servidas. El municipio no está dispuesto a correr riesgos en el Lago Llanquihue, ni menos exponer a sus vecinos y turistas a esta situación. Antecedentes de la autoridad de salud y organismos técnicos avalarían la decisión del edil puertovarino.


Un panorama que por el momento se ve bastante negro, ya que según informes de ESSAL dan cuenta que la sanitaria ha detectado conexiones ilegales en la comuna donde están involucrados, escuche bien:  centros comerciales, centros de salud e incluso instituciones del Estado.  Ellos serían parte de los principales responsables de la contaminación del lago. Pues bien, frente a la decisión del Alcalde  la empresa sanitaria con papeles en mano dio cuenta que el agua en Puerto Chico, está dentro de la norma.


Un decreto de prohibición del uso de playas en Puerto Varas que es a modo de advertencia y precaución para los bañistas, aquí no hay multas ni tampoco la armada obligará  a las personas a salir de la playa.  Sin embargo la única autorizada es la Playa Venado en la ruta hacia Ensenada.