Al parecer las cosas no están para nada de bien al interior de los empleados fiscales en este segundo día de paralizaciones. No están viendo con buenos ojos las negociaciones que está liderando la ANEF en relación al reajuste salarial y la estabilidad laboral. Mientras pasan los día el conflicto se empieza  a agudizar, a esto se suma que la reunión entre la mesa del sector y el gobierno fue postergada por el paro hasta el viernes.

Un nuevo paro nacional de 48 horas luego que no se  llegó a  un acuerdo con el Ministerio de Hacienda, en relación al reajuste salarial que están solicitando desde hace más de 2 meses. La última propuesta del Gobierno fijó el reajuste en un 2,1% nominal para los funcionarios del Estado.

Una movilización que se da en un escenario donde  un grupo de disidentes de la ANEF acusan que su presidente estaría realizando una negociación a puertas cerradas con el Gobierno, objetando puntos claves en la contratación o protección de empleados que están a honorarios.