En la Jornada 17 del Juicio Oral en el caso Haeger declaró la hija  mayor de la contadora fallecida, Vivian Anguita. Se fue en picada en contra de la Fiscalia y del abogado querellante Sergio Coronado acusó de sospechosa la investigación que llevan a cargo. Y a pesar de insistir en la inocencia de su padre dijo estar abierta a otras verdades. 


Los ojos estaban puestos en ella desde el inicio de esta etapa judicial. La incertidumbre era saber cuándo declararía. Recién este jueves la pudimos ver después de 17 días de juicio Oral. Así llegó Vivian Anguita, la hija mayor de la fallecida y del Imputado Jaime Anguita. Caminando al lado del abogado Andrés Firmani hizo ingreso al tribunal y prestó declaración en el estrado, en su calidad de testigo de la parte querellante.


Sin dudar se fue en picada en contra de la Fiscalía y del abogado querellante Sergio Coronado. Acusó de sospechosa la investigación que han llevado a cabo. Abiertamente manifestó tener desconfianza de la investigación y sobre todo por la aparición del supuesto sicario. Calificó como negligente al Ministerio Público y reclamó que nunca la fiscalía le brindó apoyo durante el proceso y que siempre la trataron como enemiga y no como víctima.  


Todo esto explicaría las dos querellas que interpuso: una  que se refiere  que José Pérez es el asesino de su madre, quien la mató motivado por el robo. Y la segunda, en contra del abogado Sergio Coronado por obstrucción a la justicia. En dos momentos de la declaración, que duró una hora y media, Vivian se quebró emocionalmente y lloró. A pesar que ella insistió en la inocencia de su padre dijo estar abierta a aceptar que Jaime Anguita es culpable si así el lo declara.


También se encargó de aclarar que  tras un mandato recibe el sueldo íntegro de su padre y que este dinero no va para pagar los servicios de la defensa ni del querellante. Todo esto a raíz del intento de la fiscalía por vincular a los tres abogados como parte de la estrategia para defender a Anguita. Aseguró que un hermano del imputado paga esos servicios.


Una jornada que terminó con las declaraciones de la madre y hermana de Jaime Anguita.  Lo que puso fin a la etapa de testigos y peritos en este juicio oral. Durante el viernes se presentaran pruebas documentales y audios telefónicos. El lunes y martes serán los alegatos de clausura, para dar paso al jueves a la lectura de veredicto, y de ser condenatorias, posteriormente en 20 días más conoceríamos la sentencia y penas de los condenados.