Cerca de 200 personas fueron detenidas en la región de Los Lagos durante el 2016 por el delito de receptación, ubicándose en la novena posición a nivel país respecto a casos de esta índole. 

A partir de ello la Brigada Investigadora de Robos (BIRO) de la Policía de Investigaciones lanzó su nueva campaña destinada a educar y detener la compra de especies, cuyo origen sea desconocido, bajo el lema: no compres robado. 

Mediante un escalofriante y llamativo video se llama a romper la cadena del delito. Y es que la obtención de bienes sustraídos por parte de la ciudadanía da crédito, facilita y además valida la acción de antisociales. 

Al adquirir objetos que parecieran ser robados se obtiene también la responsabilidad penal por el delito de receptación, arriesgando una pena de presidio menor en cualquiera de sus grados y una multa que va de 5 a 100 unidades tributarias mensuales. 

¿Cómo reconocerlos? Por lo general los bienes robados se pueden identificar en la calle, ya que son ofrecidos a un precio inferior al del comercio. 

Cabe destacar que en caso de ser víctima de un hecho delictual de este tipo se recomienda tener los números de serie de los bienes electrónicos guardados para posteriormente denunciar y recuperar de la forma más rápida las especies en caso de ser encontradas por la PDI.